Nuestro objetivo es mejorar la calidad y la disponibilidad del agua en las comunidades a las que servimos, a través de iniciativas que promuevan reducir, reciclar y reabastecer el agua.

REDUCIR

El agua siempre será importante para nuestra Compañía y trabajamos constantemente para que su uso sea más eficiente. En América Latina se logró, entre 2004 y 2009, una mejora del 20%.

Algunas acciones que se realizan en nuestras plantas embotelladoras incluyen:
-Programas de protección en caso de fugas.
-Implementación de buenas prácticas para el uso del recurso hídrico.
-Introducción de tecnologías y procesos de producción más eficientes.
-Programas de cambio cultural enfocados en minimizar las aguas residuales.

RECICLAR

El agua que usamos en nuestros procesos de manufactura, en todas partes del mundo, será regresada al ambiente con un nivel que sustente la vida acuática, a través de un tratamiento integral de las aguas residuales. El 100% de las plantas embotelladoras de la región tratan sus aguas.

REABASTECER

Devolver a las comunidades y a la naturaleza una cantidad equivalente al agua que utilizamos en nuestros productos y procesos de producción, es parte de nuestro compromiso. El Sistema Coca-Cola en nuestra región está implementando 16 programas para la protección de cuencas en alianza con varias asociaciones no gubernamentales locales y The Nature Conservancy.

Estos programas pretenden devolver al medio ambiente aproximadamente 9 millones de metros cúbicos en los próximos 3 años. Algunas iniciativas que se estarán llevando a cabo son: reforestación, recuperación del ecosistema original, ganadería sostenible, aislamiento de corredores ribereños, conservación de páramos y acuerdos de conservación.



Reducir: Optimización de nuestros insumos a través del diseño innovador de nuestros empaques. Por ejemplo en Coca-Cola Ecuador y Costa Rica lanzamos un empaque Eco-Flex para el agua embotellada. Esta botella de 600 ml utiliza 23% menos de plástico PET.

Recuperar: Nuestra meta es recuperar el 50% de las botellas y latas que se lanzan al mercado para el año 2020. Al día de hoy, en nuestra región estamos recuperando el 33% de nuestras botellas y latas por medio de nuestros empaques retornables y programas de recuperación como: Misión Planeta en Costa Rica y otros programas en Ecuador, Belice, Haití y Barbados.

Reciclar / Renovar: Abastecer el 20% de nuestro plástico PET a partir de material reciclado o renovado. Para lograr el suministro de resina reciclada, en conjunto con los socios locales, se han implementado plantas que transforman la botella post-consumo en resina reciclada. Algunas de estas plantas son: ENKA Medellín en Colombia,  ARCA/Intercia en Ecuador y Reciclados de Centro América en Guatemala.

Dentro de cada botella de Coca-Cola está el compromiso de una empresa profundamente preocupada por el cambio climático. Nuestra preocupación se basa en el consenso científico de que el cambio climático está ocurriendo, y que los gases de efecto invernadero generados por el hombre son un factor que contribuyen a ello. Nuestro compromiso es disminuir en un 25% nuestra huella de carbono para el 2020.

Algunas de nuestras iniciativas:

• Mejoras en el diseño de los empaques para reducir el material de la botella.
• Uso del 25% de PET reciclado en nuestras botellas. El PET reciclado tiene aproximadamente un 50% menos de huella de carbono.
• Desarrollo de enfriadores energéticamente más eficientes. Varios modelos actuales son 40% más eficientes que los utilizados en el año 2000.
• Todos los equipos de enfriamiento que se compren a futuro serán libres de HFC (hidrofluorocarbono), lo que los hace más amigables con el medio ambiente.
• Programas de optimización de flotas que reducen el consumo de combustible y minimicen la posibilidad de accidentes.
• Minimización de los niveles de consumo energético en nuestros procesos de manufactura.



Durante 2012, nuestro sistema colaboró con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y otros socios para desarrollar una meta que creemos es osada y alcanzable a la vez: abastecernos de ingredientes agrícolas clave de manera sostenible para 2020.
Estos ingredientes incluyen la caña de azúcar, el azúcar de remolacha, el jarabe de maíz alto en fructosa (principalmente de maíz), el té, el café, el aceite de palma, la soya, la pulpa de celulosa, la fibra de papel, las naranjas, los limones, las uvas, las manzanas y los mangos.

El abastecimiento sostenible nos asegura continuidad en el suministro de materias primas seguras y de alta calidad, en la reducción del riesgo del negocio y poder brindar valor sostenible para el negocio, para nosotros y para nuestros socios en la cadena de valor.